Incendios Eléctricos

Incendios Eléctricos

 

Los incendios por causas eléctricas en nuestras casas son causados por fallas en el sistema eléctrico y por defectos en los artefactos eléctricos, pero muchos más son provocados por el mal uso y descuido de los artefactos eléctricos, la incorrecta instalación de los cables y la sobrecarga de de los circuitos y cables de extensión.

  • La mayor parte de los incendios por causas eléctricas son el resultado de problemas con el "cableado fijo", como enchufes defectuosos y cables viejos. Los problemas con cables y enchufes, y con cables de extensión y artefactos, también causan muchos incendios.

  • En áreas urbanas, los cables defectuosos de las casas son la causa de los incendios provocados por causas eléctricas.

  • Muchos incendios por causas eléctricas que pueden evitarse se deben al mal uso de los cables eléctricos, por sobrecarga de circuitos, descuido y usar cordones que corren bajo alfombras o en lugares de mucho tráfico doméstico.

ARTEFACTOS DOMÉSTICOS

Los artefactos domésticos que con más frecuencia provocan incendios por causas eléctricas son las hornillas y hornos, secadoras, unidades centrales de calefacción, televisión, radios y equipos eléctronicos.

PRECAUCIONES DE SEGURIDAD

  • Revisar con frecuencia los artefactos eléctricos y el cableado de la casa.

  • Cambiar de inmediato todos los cables de los artefactos eléctricos que estén gastados, viejos, o danados.

  • Usar con cuidado los cables de extensión y no sobrecargarlos.

  • Mantener los artefactos eléctricos lejos de pisos mojados y mostradores; tener cuidado con los artefactos eléctricos de las salas de baño y la cocina.

  • Pedir productos aprobados por la norma de seguridad cuando compre artefactos eléctricos.

  • No permitir a los nií±os jugar con, o cerca de, artefactos eléctricos como calentadores ambientales, planchas y secadoras de cabello.

  • Mantener la ropa, cortinas y otros artí­culos potencialmente combustibles alejados a por lo menos tres pies de distancia de los aparatos de calefacción.

  • Usar solamente un enchufe de tres orificios si el artefacto eléctrico tiene un enchufe de tres orificios.

  • Nunca forzarlo en un enchufe de dos orificios o en un cable de extensión.

  • No sobrecargar los cables de extensión ni los enchufes de pared.

  • Apagar de inmediato y hacer cambiar con un profesional los interruptores de luz que estén calientes al tacto, y cambiar los focos cuyas luces que vacilan.

  • Usar enchufes con cierres de seguridad que sean "a prueba de niños".

  • Revisar sus herramientas eléctricas con regularidad para ver si están en buen estado.

  • Si los cables están gastados o rajados, se debe cambiarlos.

  • Cambiar cualquier herramienta que provoque choques eléctricos, que se caliente, se interrumpa o genere humo o chispas.

Finalmente, tener una alarma para detectar humo en buen estado de funcionamiento aumenta dramáticamente las posibilidades de sobrevivir a un incendio. Y recuerde de practicar frecuentemente con toda su familia un plan de escape.